Cena benéfica para apoyar a Perú tras el “Niño costero”

La Fundación Perú España participa como entidad colaboradora.

El pasado jueves 27 de abril se celebró una cena benéfica en el hotel Intercontinental de Madrid, para recaudar fondos para ayudar a las personas afectadas por las lluvias, inundaciones y “huaicos”, que ha ocasionado el “Niño costero” en Perú. Miles de personas están viviendo sin agua ni electricidad, y hay escasez de alimentos y epidemias. La situación es crítica. No se había vivido en Perú un desastre de estas características desde 1998.

Las fuertes lluvias que han caído sobre Perú desde fines de enero han dejado más de 70 muertos y 700.000 afectados, han causado importantes daños en viviendas y carreteras, y han provocado el colapso de los sistemas de alcantarillado. Las nuevas condiciones medioambientales propician la propagación de enfermedades, de forma directa e indirecta, a través del agua del mar. Tras el “Niño” se están reproduciendo mucho más los mosquitos que transmiten la malaria, el dengue y el zika.

Los cocineros peruanos afincados en España más importantes, prepararon un menú degustación de diez pasos, que incluía diferentes versiones de algunos de los platos más conocidos de la cocina de su país.

La iniciativa “Unidos Por Perú” se movilizó y organizó en tiempo récord, bajo el lema “La distancia nos acerca”, una cena de 222 comensales (no quedó ni una sola silla libre), para conseguir fondos con urgencia para los afectados. La Fundación Santos Toledano era la encargada de recibir las donaciones y transferirlas a la Fundación OLI en Perú, la mañana siguiente a la cena. Técnicas Reunidas y la Fundación Perú España participaron como entidades colaboradoras del acto, junto a la Fundación Telefónica y otras instituciones.

El Embajador del Perú, José Antonio García Belaunde, pronunció unas palabras antes de la cena, y hubo varias actuaciones de cajón y baile peruano, antes y durante la cena. Paralelamente, se llevó a cabo una subasta con objetos únicos donados por empresas y particulares. Entre ellos, unos zapatos talla 40 con pedrería, donados por Anne Igartiburu, o un capote del torero peruano Joaquín Galdós.

Los cocineros peruanos afincados en España más importantes, prepararon un menú degustación de diez pasos, que incluía diferentes versiones de algunos de los platos más conocidos de la cocina de su país. Luis Arévalo de Kena (Madrid), Omar Malpartida de Barra M (Madrid), Jhosef Arias de Pisco Mar (Madrid), Pablo Ortega de Totora (Barcelona), Percy Álvaro de A&G (Madrid), Álex Pérez de Ancón (Valencia), Segundo Saavedra de Plaza Perú (Madrid), Miguel Valdiviezo de Tampu (Madrid), Juan Carlos Perret de Kero (Vigo) y Gonzalo Amorós de El Inti de Oro (Madrid), compartieron cocina en el Intercontinental para preparar tataki de atún con alioli de aguacate y wasabi, causa trufa con tempura de chipirones, tiradito salvaje, ceviche cremoso de corvina, velo de mango relleno de quinua, merluza sudada en chicha de jora y pisco, ají de gallina de corral, seco norteño de carrillera ibérica, entraña anticuchera de ternera rubia gallega, y helado de ají amarillo… El vino blanco era un Chardonnay de 2014 donado por las bodegas Chivite, Finca de Villatuerta. Y el tinto, un tempranillo de 2011, donado por la bodega Castillo de Cuzcurrita.

La cena cumplió su propósito: conseguir aportar un granito de arena que allí se hará mucho más grande.