Concierto en homenaje al Inca Garcilaso de la Vega

“Pavana para el inca español. Hanakpachap de ida y vuelta” en el Instituto Cervantes de Madrid.

Doscientas personas disfrutaron de un concierto exquisito en el Instituto Cervantes de Madrid, en homenaje al escritor peruano Inca Garcilaso de la Vega, primer escritor mestizo en lengua española. En 2016 se celebra el IV Centenario de su muerte, el mismo día en el que murió Cervantes y, curiosamente, Shakespeare también: el 23 abril de 1616. Extraordinaria coincidencia…

El concierto, “Pavana para el inca español. Hanakpachap de ida y vuelta”, contó con veintitrés piezas musicales, casi todas de los siglos XVI y XVII, contemporáneas al Inca Garcilaso: “Amor que me cautivas”, “Di perra mora”, “Venid a suspirar con lesu amado”, “Dezidle al caballero”, “Yo soy la locura”, “Cantarico no te me quiebres”… También pudimos escuchar un Padre Nuestro en quechua, que aunque ininteligible, resultaba familiar.

Veintitrés piezas musicales de los siglos XVI y XVII, contemporáneas al Inca Garcilaso: “Amor que me cautivas”, “Di perra mora”, “Venid a suspirar con lesu amado”, “Yo soy la locura”, “Cantarico no te me quiebres”…

Música que se componía en España y en América en el Siglo de Oro, interpretada por la Capilla Nivariense, uno de los grupos de AIMCARIA, asociación tinerfeña que surgió en 1999 para el fomento, la divulgación y la normalización de la música antigua. Quince músicos y cantantes, y muchos y curiosos instrumentos: vihuela, guitarra barroca, clavicordio, quena, arpa, órgano, sacabuche, y en percusión…, tambor boliviano, pandereta, calabaza, chapa de tormenta, pandero, cascabeles y cajón peruano, que como comentó el percusionista tras el concierto: “Es diferente al cajón flamenco, es más seco y no tiene el sonido típico del flamenco. Los instrumentos que hemos usado no son 100% historicistas, la pandereta, por ejemplo, es más moderna…”. 

Entre el público pudimos ver, entre otros, a José Raúl Fernández del Castillo, vicerrector de la Universidad de Alcalá, y al director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha.

Llevado a cabo dentro del ciclo de conciertos del Instituto Cervantes “Tardes musicales”, que pretende reivindicar, recuperar y promover la música de los pueblos hispánicos. El ciclo contó con el asesoramiento musical de Ismael Fernández de la Cuesta, y el apoyo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y la Sociedad Española de Musicología.