Despedida del Embajador del Perú Rafael Roncagliolo

Embajador en España desde marzo de 2015 hasta julio de 2016.

El Embajador del Perú, Rafael Roncagliolo, invitó a una recepción en su residencia con motivo del 195 Aniversario Patrio y para despedirse antes de volver a su país. En el encuentro había, como el mismo Embajador mencionó en su discurso, “autoridades, dirigentes políticos, representantes de organismos, de fundaciones, empresarios, y colegas embajadores”.

Un embajador humanista, de discursos admirables y palabra precisa: “Queridos amigas y amigos, gracias por acompañarnos en la conmemoración de nuestro cumpleaños, el cumpleaños número 195 de la República del Perú. En ruta al bicentenario, celebramos esta efemérides como un país que se ha vuelto un actor relevante en el escenario latinoamericano y mundial. Y que se precia de ser un socio que privilegia su relación con España. Un país con un crecimiento económico sostenido, aún en esta época de crisis, con una democracia que afronta importantes retos, sin duda, pero de cuya idoneidad hay suficientes pruebas; y entre ellas la última, las elecciones recientes, en las que hemos elegido democráticamente a un cuarto Presidente de la República de manera sucesiva. Lo cual es un suceso sin precedentes en nuestra agitada historia política y electoral. Y se trata además, por cierto, de una elección en la que el ganador ha vencido en segunda vuelta a la contendora por 41.000 votos. Es decir, menos de la mitad de la población de Pozuelo de Alarcón. Y menos de tres cuartos de la población de Collado Villalba. Pero lo más importante, con un resultado estrecho, pero asumido respetuosamente por ganadores y perdedores”.

“La inclusión social en el Perú exige acceso a infraestructuras, mejora en educación y en todos los servicios públicos. Para esta tarea contamos con el importante e invalorable concurso de España, de su Gobierno, de sus administraciones autónomas y locales, de sus fundaciones, de sus empresarios, de todos”.

“El sello de identidad que ha buscado imprimir el Presidente Ollanta Humala, que pronto va dejar el cargo, ha sido su esfuerzo constante por la inclusión social. Somos el país de la región en el que más ha disminuido la pobreza. Algo hemos avanzado pero es mucho lo que tenemos por delante, la inclusión social exige acceso a infraestructuras, mejora en educación y en todos los servicios públicos. Para esta tarea contamos con el importante e invalorable concurso de España, de su Gobierno, de sus administraciones autónomas y locales, de sus fundaciones, de sus empresarios, de todos…”.

 “Como ustedes conocen, tras quince meses como Embajador del Perú en el Reino de España y ante el Principado de Andorra, me toca hoy emprender el retorno. Toda despedida nos enfrenta a una suerte de paradojas, por un lado la nostalgia y la añoranza, prohibido en este país de veras acogedor y de veras excepcional, por los amigos que he hecho o he afrontado en esta importante etapa de mi vida. Por el otro lado, la satisfacción de haber contado con tan caros compañeros de viaje, muchos de los cuales veo hoy aquí, y de haber cumplido con el encargo que tuviera a bien conferirme el Presidente Humala, el encargo de construir y afianzar aún más nuestra solida relación bilateral”.

Rafael Roncagliolo

Rafael Roncagliolo nació en Lima en 1944, es sociólogo, periodista y profesor universitario, especializado en derechos de la comunicación. Fue Canciller del Perú desde 2011 hasta 2013. También ha sido Asesor Político Senior para los Países Andinos, Jefe de Misión para el Perú de International IDEA, y Secretario General del movimiento cívico Transparencia en el Perú. Ha enseñado en la Academia Diplomática del Perú, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la Pontificia Universidad Católica del Perú, la Universidad de Quebec en Montreal, la Universidad Iberoamericana de México y la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

Ha escrito sobre comunicación, sistemas políticos y análisis electoral. Ha dirigido diarios, revistas, programas de televisión y de radio. Ha sido columnista y corresponsal de “Le Monde diplomatique”, “Interviú” y “Cuadernos del Tercer Mundo”.

www.aitoraudicana.com

En 1995, Roncagliolo fundó junto a otras personalidades peruanas la Asociación Civil Transparencia. Hasta 1999 fue Secretario Técnico y después su Secretario General hasta 2002. Bajo su dirección, Transparencia ganó reconocimiento de todas las fuerzas políticas peruanas como organización independiente y neutral. Su reputación alcanzó nivel internacional por la pulcritud técnica de sus sistemas de monitoreo electoral, practicados en las elecciones generales de 1995, 2000 y 2001, y en particular por el “conteo rápido” desde las elecciones del 2006.

Durante la gestión de Roncagliolo como Ministro de Relaciones Exteriores, Perú renovó su liderazgo en la Alianza del Pacífico y la Unión de Naciones Sudamericanas. También se preparó la defensa del Perú en el litigio por la frontera marítima con Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.